Basta de jaulas, las reformas perpetúan el encierro.

  No hay que dejarse engañar, las reformas no sirven para nada más que adornar las condiciones de esclavitud en la que viven los animales. La re-estructuración del lugar y el incremento de la vegetación que serían parte del “nuevo” zoológico son un claro ejemplo de ello.
  Las jaulas son un atentado a la libertad de todos los animales, sea cual sea su origen, provengan de Sudamérica, de África, de Europa o de donde sea. Mientras que haya rejas o tejido impidiendo el libre andar de los animales no habrá libertad. Aunque tengan más espacio y haya más vegetación el encierro sigue siendo encierro.
  No son sus condiciones la razón por la que nos movilizamos, sino la falta de libertad, las jaulas siguen siendo jaulas por más que sean más grandes y el encierro sigue siendo encierro por más que se lo adorne. Un zoológico, sea del tamaño que sea, siempre será la total negación de la libertad.

f

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s